Spirulina, fuente de proteína y un gran antioxidante

spirulina

La espirulina o spirulina, es un complemento alimenticio, procedente de unos organismos unicelulares, las cianobacterias, anteriormente conocidas como algas azules, más concretamente pertenece a la especie Arthrospira. Es muy valorada como suplemento nutricionales debido a sus cualidades, y está cada vez más demandada en nuestra sociedad.

 

Su mayor característica es la gran cantidad de proteínas de origen vegetal que contiene, llegando a alcanzar incluso el 50%. Esto hace que su consumo sea recomendable para personas vegetarianas y veganas, pues sus dietas sin aporte de derivados de animales suelen carecer de las proteínas necesarias para el correcto funcionamiento del cuerpo.

 

 Destaca por ser una fuente natural de vitaminas y minerales, entre sus componentes está el betacaroteno, y vitaminas del grupo C y B (excepto la vitamina B12, que no es biodisponible para humanos). Entre los minerales esenciales que contiene la spirulina, destaca el calcio, hierro, magnesio, fósforo, potasio y sodio.

 

Una de sus mejores propiedades es que actúa como antioxidante, retrasando el envejecimiento prematuro de las células del cuerpo, reduciendo el estrés oxidativo y luchando contra los radicales libres. Además, tiene un alto poder saciante para el organismo y estimula el metabolismo, por lo que es recomendable para complementar dietas o regímenes especiales para el control y disminución del peso. La spirulina es de fácil absorción y de digerir, por lo que no supondrá ningún problema para el intestino.

Tags